domingo, 3 de junio de 2018

CONCIERTO ROGER WATERS EN MADRID 25-5-2018

Tenia las entradas compradas desde hacia siete meses, y por fin llego el gran día.

Salimos de casa en nuestro coche Manolo y yo sobre las nueve de la mañana.
A las dos de la tarde ya estábamos instalados en nuestro hotel en Madrid.
Fue un día lleno de emociones intensas y reencuentros Floydianos, pues a Juande,  Webmaster de Ruta Floyd, se le ocurrió la buena idea de hacer una quedada Floydiana, convocada en Facebook y algún que otro mensaje personal.
Sobre las cinco de la tarde allí estaban Juande, José Abellan y Guadalupe, nos abrazamos efusivamente pues hacia bastante tiempo que no nos veíamos, pasado un rato llegó al punto de encuentro Rosa María Pilar de Zaragoza: después de mucho trato a través de Facebook por fin nos encontramos en persona, a poco llegó Manuel Martínez de Arganda del Rey, me alegré mucho de verle pues hacia dos años que nos conocimos en Segobriga en el famoso concierto de Pink Tones.
Estuvimos tomando unas cervezas  y comentando nuestras cosas Floydianas, a las siete de la tarde decidimos irnos para el  WiZink Center ..y sorpresa llegó Andrés Lasa de Málaga con un grupo de familiares y amigos, fue un placer conocernos pues somos amigos virtuales desde hace años en Facebook.
Con muy buena onda nos fuimos caminando hacia el Wizink y nos hicimos varias fotos.
Allí mismo ya en la puerta, nos encontramos con miembros y amigos de Uveros, y con Felix miembro de Revival.
Una vez dentro del recinto cada cual se acomodó según el lugar de su entrada. Me encantó mi ubicación en el sector 25, tenia muy buena visibilidad para los artistas, como se puede apreciar en las fotos y vídeos  que conseguí hacer, aunque la pantalla me quedaba un poco esquinada, pero esto se compensaba con la ilusión de ver a Roger muy de cerca.
El recinto poco a poco iba llenándose en su totalidad.
Aún me quedaba una sorpresa por vivir esa noche pues unos minutos antes del comienzo del concierto, oigo por detrás de mi: tu eres Rogely??  Y al volverme tenia ante mi a Enrique Ortega, otro gran Floydiano de mis contactos de Facebook, simplemente nos dimos un abrazo efusivo y la alegría compartida por habernos encontrado y conocido personalmente en este gran concierto, no dió tiempo para más.
En esta ocasión la banda de Roger estaba formada por:
Joey Waronker - Batería
Jonathan Wilson - Guitarra y Voz
Gus Seyffert - Bajo y Voz
Dave Kilminster - Guitarra
Bo Koster - Organo Hammond y Piano
Jess Wolfe y Holly Laessig - Vocales
Ian Ritchie - Saxofón
Jon Carin - Teclados y Guitarra
En la pantalla de alta definición, una mujer sentada en una duna de cara al mar y espaldas a nosotros, amenizaba la espera para el comienzo del concierto, este empezó con 20 minutos de retraso.
 Se hizo la oscuridad, y  al son de la intro de "Speak to Me" la  pantalla comenzó a cambiar a colores rojos, una especie de meteoritos viajaban por el espacio mientras la banda iba colocándose en sus respectivos puestos, dando paso a "Breathe·, si he de ser sincera diré que la voz de Jonathan Wilson me pareció un poco pastosa, blanda sin fuerza.
 La tierra en forma de bola metálica, que se aleja por la Battersea Power Station, dió paso a "One These Days", tocada a dos bajos y con Jon Carin a la guitara slide, me pareció espectacular, incluso para mi gusto superó la versión original.

Llegó "Time"  una de mis canciones favoritas de Pink Floyd que con sus clásicos relojes girando en la pantalla nos vino recordar el paso inexorable del tiempo, a destacar las voces potentes de las coristas y el magnifico solo de Dave Kilmister.
De nuevo la guitarra slide nos introdujo esta vez en "The Great Gig in the Sky", la verdad la canción que menos me gustó del concierto, pues las voces de Jess y Holly, cambian por completo la partitura de esta bonita canción, cosa que no me gusta; yo quiero escuchar la entonación que le da  Clare Torry en la versión original.


A continuación con  "Welcome to the Machine" cumplí uno de mis deseos, volver a ver a Roger interpretar esta canción en directo, pues desde el año 2002 en el Palau San Jordi con la gira de In The Flesh? nunca ha estado incluida en el Set-List en los siete conciertos que he asistido en distintas giras.
 A partir de ahí, llegó la interpretación de los nuevos temas,  “Deja Vu”, “The Last Refugee” y “Picture That”, de estas tres la que mas me gusta y conseguí grabar, es "Picture That", en esta canción me encantaron los coros de Jess y Holly aunque no dejo de reconocer que el show dio un bajón, pues estos temas no arrastran a las masas.
El entusiasmo aumenta con “Wish you Were Here” coreada por el publico, y en la pantalla central dos manos que se juntan pero que se deshacen antes de lograr tocarse, a continuación “The Happiest Days of Our Lives” y las partes 2 y 3 de “Another Brick in the Wal.

Durante estas canciones aparecieron en el escenario un coro de niños vestidos con uniformes naranjas y capucha negra, imitando a los presidiarios de Guantanamo. Durante el solo de guitarra se quitaron el uniforme y debajo llevaban camisetas negras con la palabra RESIST.
 
Y así llegamos a un descanso de 20 minutos.
A continuación unas sirenas anunciaban que algo grande estaba pasando  y desde el techo del Wizink un mecanismo oculto por luces rojas parpadeantes estaba descendiendo y fue a pararse a solo unos metros de las cabezas de los espectadores de pista, poco a poco como por arte de magia fue emergiendo de abajo hacia arriba la Battersea Power Station, con sus chimeneas humeantes y todo.
Jonathan cantó "Dogs", con un timbre bastante similar a Gilmour y su melena al viento tal cual a imitación de David en su juventud,  varios miembros de la banda se enfilaron mascaras de perros y cerdos... Roger con una mascara de cerdo hizo de barman y sirvió copas de champan  para todos a poco levantaba carteles con criticas como: "Los cerdos gobiernan el mundo" o "Fuck the pigs" después Roger levanto su copa y brindo por todos los asistentes.


Con "Pigs" llegó el momento que me pareció el mas sublime del concierto, pues desde que vi por Internet a Roger en el Zócalo de México, venia soñando ver esto en directo, que decir de las imágenes de Trump en la pantalla que esta vez era la Battersea??  Y del cerdo volador?? Un disfrute total!!
Me encantó el sonido de la guitarra de Kilmister que para mi brilló como la mas fulgurante de las estrellas esa noche.
Di gracias a Dios por estar presente y poder escuchar esta canción, pues habíamos superado un gran problema de salud...de no haber sido así, no hubiéramos podido asistir al concierto.

El sonido de la caja registradora anunció que ahora venia "Money", la letra de esta canción escrita por Waters en el año 1973 está tan vigente ahora como entonces, para mi lo mas destacable fue el solo de guitarra y el del saxo de Ian Ritchie.
Llega la pausada y melódica "Us and Them" cantada por Jonathan, muy bien acompañado por Ian Ritchie al saxofón  y las voces de Jess y Holly.
El Show continuó con "Smell The Roses", otra canción del nuevo álbum de Roger
Gran ovación al sonar los compases de "Brain Damage", que empalma sin pausa con "Eclipse"...y ohh sorpresa aparece un prisma gigante tridimensional  formado por lasers que dan un aspecto irreal al escenario, y sobre los presentes, para después cambiar a los colores del espectro del arco iris, siendo atravesado por lasers de múltiples colores imitando y superando a la perfección la portada de "The Dark Side of the Moon"


Roger visiblemente emocionado nos dió las gracias por la calidez y el amor que la audiencia estábamos demostrando ..."en un mundo lleno de odio y maldad ésto es justamente lo que hace falta para acercarnos los unos a los otros", dijo... y muchas cosas más, que no pude entender por mi mal conocimiento del idioma ingles. A continuación uno por uno nos presentó a su banda.
Roger continuó con tres de sus nuevos temas "Wait For Her", "Oceans Apart" y "Part of Me Died", la verdad es que no me gustó que cuando estaba casi apunto de terminar el concierto, incorporase estas canciones del nuevo álbum, creo que le quitó esa parte de ir "In crescendo" los ánimos de los fans cuando ya ves que el concierto se acaba...me hubiese gustado más escuchar "Mother", esa fue la que cantó el día anterior en el mismo lugar.
Finalmente llegó el momento apoteósico con "Comfortably Numb", Roger iba de un lado al otro del escenario mirando a su público, y animándonos a cantar  y colaborar, brazos extendidos y manos en alto!! 
 Mientras en la pantalla las manos que en "Wish You Were Here" no conseguían unirse, ahora durante el solo final, se encuentran! Roger aprovecha estos momentos y baja del escenario para también dar la mano a unos cuantos afortunados de la zona Vip.
Mención de honor para Kilmister, espectacular con su guitarra! De lo mejor de la noche!

Después con el saludo de la formación, llegó el final del concierto. Ya con mis manos enrojecidas de tanto aplaudir, vi a un Roger un poco vacilante  bajarse del escenario.

Aun me faltaba un encuentro, pues una vez finalizado el concierto me encontré en el stand del merchandise con Joaquín Granados, mi amigo de Valencia pero que esta vez había viajado a Madrid desde Murcia, ya que por motivos de trabajo está residiendo allí..
 Nos compramos el libro escrito por Nick Sedgwick  In The Pink (not a hunting memoir) y publicado por Roger el año pasado  https://rogerwaters.com/inthepink/inthepinksite.jpg  Lo compré como pieza de coleccionismo.
 Ya en el silencio y la oscuridad de la habitación de mi hotel, no podía conciliar el sueño pues por mi cabeza iban y venían las imágenes y las emociones vividas en esa noche...y terminé preguntándome como siempre que voy a un concierto de Roger...será ésta la ultima vez que te vea en directo??

Mis agradecimientos a Joaquin Granados por dejarme compartir algunas de sus fotos y el montaje de los vídeos "Time" y "Welcome to the Machine" en multicam.

lunes, 13 de junio de 2016

PINK TONES EN SEGOBRIGA (CUENCA)

Por fin llegó el día tan esperado por mi! Iba a formar parte de las 300 personas privilegiadas que podíamos asistir al concierto que Pink Tones ofrecían ese día en las ruinas románicas de Segóbriga.

 Un entorno único, inquietante, fantástico...con un parecido increíble al anfiteatro de Pompeya, el mítico lugar donde los Floyd rodaron su famoso concierto "Pink Floyd live at Pompeii" en 1972.
Salimos de casa Manolo y yo en nuestro coche, eran las 9:30 de la mañana, conforme nos adentrábamos en la provincia de Cuenca el cielo era amenazador e incluso en varias ocasiones lloviznaba, la temperatura bajó hasta los 13 grados.
 Dos horas y media de viaje y ya estábamos en el Hotel Segobriga, hicimos el Check-In y nos fuimos a visitar el lugar que distaba de nuestro hotel unos 10 kilómetros.                                
Aprovechamos para visitar el museo arqueológico, ya que si no pasabas por taquilla no tenias acceso al anfiteatro romano donde se iba a celebrar el concierto, pues a esa hora las ruinas romanas permanecían abiertas para visitas turísticas.
 Conforme nos acercábamos, se escuchaba alguna que otra canción, eran Pink Tones y  los técnicos  con los preparativos del evento, un equipo compuesto de mas de 60 personas trabajando en conjunto para que todo estuviese a punto por la tarde.
  Al no tener puertas el anfiteatro, nos fue fácil acceder a la zona de trabajo, de inmediato saludé  a Nacho y a Cefe que me reconoció al momento, así como a Álvaro.
 Eran las 2 del medio día y volvimos al hotel para comer y descansar un rato...en el trayecto pensaba en lo enigmático del lugar y cuanta historia encierran sus paredes de piedra, ya que fue construido entre el siglo I y II antes de Cristo y su finalidad era la de acoger las luchas entre gladiadores, o entre hombres y fieras. Me impresionó y mucho!!

Sobre las cinco volvimos al recinto, ya la cola formada por los privilegiados asistentes, ocupaba el espacio de acceso a las gradas del anfiteatro, entramos al recinto con media hora de retraso sobre el horario previsto, ya que según cuentan Pink Tones a ultima hora surgieron algunos problemas técnicos. Por ejemplo se tuvieron que cambiar todos los micrófonos debido al fuerte viento.

 Me senté en aquellas antiquísimas gradas de piedra a la izquierda, ya que estando un poco de lado, la posición del sol no me daba en los ojos aunque la acústica era algo peor por no estar centrada en medio de los altavoces, mas no hubo problema..el sonido era fantástico desde todas las posiciones!!
El concierto comenzó con Echoes, habia un silencio total, solo interrumpido por el viento que soplaba con fuerza y unos nubarrones negros que daban aún un toque más Floydiano al ambiente.
Este tema con sus largos pasajes instrumentales, dio lugar al lucimiento de cada uno de los miembros de la banda. La letra interpretada en la voz de Alvaro, te transportaba a un ambiente irreal entre lo espacial y lo subacuatico.

Continuaron con Set The Controls For The Heart of The Sun, canción super-adecuada para el lugar en que nos encontramos, de inmediato sus sonidos nos transportaron al escenario del concierto de Pink Floyd en Pompeya en el año 1972. Hasta las nubes amenazadoras se despejaron para dar paso al sol.
El tema siguiente fue Time,  con sus compases tan conocidos por todos nosotros, el bajo de Cefe, el repique de la batería de Toni.. nos introdujeron en esta canción que nos recuerda como los días pasan cuando eres joven, y piensas que tienes todo el tiempo del mundo para hacer las cosas y vivir la vida, pero casi sin darte cuenta te has hecho viejo, se acaba tu tiempo y no has hecho ni vivido nada de lo que pensabas hacer. Fantástico Alvaro a la guitarra y voz, esta vez acompañado por Pipo.

A destacar las voces a los coros de las bellisimas Angela, Cris, Belen y Suilma.

A Saucerful of Secrets, fue para mi uno de los mejores temas del concierto, donde todos los miembros de la banda tuvieron  la oportunidad de demostrarnos su buen hacer, Nacho espectacular  a los teclados, Toni a la batería potenciando el tema, Álvaro haciendo slides con su guitarra y rematando el épico final con Celestial Voices, una canción muy adecuada para ser tocada en este magnifico lugar.
 Mas que lograda fue la versión de A Great Gig in The Sky donde lo mas destacable fue Angela con su voz suave, melodiosa y esta vez histérica y desgarradora, nos introdujo de lleno en la frustración de ver de cerca el desenlace, la visión horrible y el miedo cuando nos acercamos a la muerte. Fueron cuatro minutos de total alucine.

Llegó el turno a One of These Days, su música también se adaptaba a la perfección a este lugar tan fantástico y que me inspiró un sentimiento parecido al que vivo al ver el DVD  Live at Pompeii.
Ahora eramos unos pocos afortunados los que teníamos la oportunidad de estar aquí en directo con los Pink Tones.

¿Que voy a decir de la versión de Shine On You Crazy Diamon, (Part 1) la pieza clave por excelencia Floydiana? Ni mas ni menos que sonó a la perfección, Alvaro estuvo genial a la guitarra, y Pipo al saxo, en verdad que el publico tuvimos que hacer un gran esfuerzo para mantenernos en silencio y sin aplaudir, tal como Pink Tones nos habían pedido.
 Continuaron con Shine On You Crazy Diamon, (Part 2) me encantan los arreglos tan logrados que Pink Tones hacen en su versión.

 A continuación con los compases tan conocidos por todos nosotros comenzó a sonar  Brain Damage, esta vez era Cefe el que puso la voz al tema, de inmediato Álvaro y las coristas entraron también en acción y consiguieron hacer una versión de la canción que a todos nos pusieron los pelos como escarpias...con  los latidos del corazón que palpita y se aleja, finalizo el tema.

Parecía que el concierto había llegado a su fin pero aun  estaba por venir lo mejor: como por arte de magia aparecieron los músicos de la orquesta que se situaron a la derecha de los Tones dando comienzo a los compases de la suite Atom Heart Mother.
 Estaban acompañados por una violonchelista que sacaba a la perfección el sonido tan peculiar del tema original.
Los miembros de la banda dándolo todo...al minuto cinco apareció Angela con un vestido largo y blanco, que realzaba mas su belleza, el aire mecía su pelo rubio-rojizo como el fuego, cubriendo a veces su lindo rostro, se situó al centro del escenario.
 Fue desgranando el solo de los coros de la suite y con su voz tan fantástica nos trasportó a los oyentes a otra dimensión, mas allá de los derruidos muros del anfiteatro romano, como a otra órbita espacial.
 Seguidamente entró la coral que acompañaron el tema colocándose unos con Cris, Belen y Suilma y otros vestidos con sayales en la parte alta del anfiteatro, formando un semicírculo.
Y así acompañados por todos estos grandes artistas finalizaron Pink Tones este apoteósico tema.
 Ya no pudimos resistir mas y como movidos por un resorte los espectadores, puestos en pie, aplaudimos todos a una, se escucharon los mas bonitos adjetivos para los artistas, los bravos y otra...otra..

Pink Tones finalizó su actuación con  Wish You Were Here, que fue coreada por todos nosotros, roto ya el silencio que la banda nos pidió al principio del concierto. Ovación de Super-Lujo y ganas de que aquello no terminase jamas.
 Pero acabó con los Tones dándonos las gracias por la asistencia, el silencio y la atención prestada.
Cuando ya salia de las gradas aun me quedaba una sorpresa!!! Ante mi tenia a Manuel Martinez, un gran amigo de Facebook, que desde hace muchos años unidos por nuestra gran afición Floydiana estamos siempre en contacto comentando nuestras vivencias.
 Allí en aquel momento, disfrutando de este concierto en este lugar fantástico, nos dimos un abrazo y nos vimos cara a cara.

En resumen, un día fantástico en que los Pink Tones con su inolvidable concierto nos hicieron revivir la magia de Pink Floyd.
Quedamos a la espera de ver el vídeo que Pink Tones están montando de este concierto.


jueves, 1 de octubre de 2015

ESTRENO ROGER WATERS THE WALL, VALENCIA 29-9-2015

Después de varios meses de espera por fin llegó el día del estreno y como no Ruta Floyd estaba allí presente!!
La película comenzó puntualmente...con la introducción del actor cinematográfico Liam Neeson expresando como el concierto de The Wall en el Earls Court en el año 1980 cambio su manera de pensar y le ayudo a vencer sus propios muros y miedos.
 
 Después nos encontramos con un Roger Waters enfundado en un abrigo negro y largo sacando su Rolls Royce del garaje y preparándose a emprender un viaje por Inglaterra, Francia e Italia para visitar las tumbas de su abuelo y de su padre..en el trayecto en un dia frio, gris y con poca luz  entre sus recuerdos y pensamientos de pronto irrumpe  In The Flesh?? con toda la fuerza y estallido de luces y pirotécnica  que presenciamos en sus conciertos.

La película dirigida por Roger Waters y Sean Evans, es un relato de Roger con sus recuerdos y la experiencia de una persona marcada por la pérdida de su padre, en la Segunda Guerra Mundial. 
 
 Acompañado a veces en su trayecto por amigos y familiares, que en conversación con él, recuerdan el pasado, la muerte de su padre en la batalla de Anzio.
 
Viajan hasta allí para visitar  el monumento donde figura su nombre... todo esto aderezado con un concierto integro de The Wall, formado por los que grabó en Argentina, Canadá y Grecia.

Yo sentí allí la satisfacción de ver de nuevo el concierto de The Wall con un sonido impresionante e imágenes que desde mi asiento en los conciertos no se podían divisar como la complicidad entre los artistas durante los conciertos y las bonitas imágenes y primeros planos de todos ellos, y ademas, con la  perspectiva de ver desde arriba el escenario que en los conciertos reales nos quedábamos sin ver por permanecer todos los artistas detrás del muro.

Personalmente no me sentí identificada con los fans que se veían en primera fila cantando, saltando y llorando de emoción: por mi edad ya no estoy para eso....pero con una gran satisfacción sabiendo que la música de Pink Floyd no muere con nuestra generación, que hay juventud que también la siente intensamente.
 
Finalmente aparecieron en pantalla Roger y Nick  contestando las preguntas que los fans les habían enviado por Internet, cosa que hicieron con el sarcástico humor ingles que les caracteriza, o sea sin mojarse demasiado...yo me quedaría con la que me pareció mejor respuesta, y esta fue a la pregunta de como hacían para elegir a los niños que en cada concierto les acompañaban en los coros de Another Birck In The Wall, contesto Roger que los elegían de entre los colegios de gente pobre y que eran dignos de admiración por que con un ensayo de solo media hora finalmente eran capaces de dar todo de si con todo el corazón y buen agrado.
Salimos del cine en Valencia con una lluvia que calaba hasta los huesos..pero con un  fuerte deseo de presenciar de nuevo en directo algún nuevo concierto de Roger... y en mi cabeza recordaba lo que contestó Roger en la entrevista ofrecida durante la  premiere de ésta película el año pasado en Canadá.
A la pregunta, de que si planeaba una nueva gira contestó:. “Quién sabe. Nunca digas nunca”

miércoles, 24 de junio de 2015

KISS-cronicas y vivencias.

    Antes de empezar con la crónica quisiera hacerles una confesión, o mejor dos. La primera es que tengo 48 años. Sí, ya sé, no es ninguna vergüenza, eso es lo que digo yo. Pero es que de un tiempo a esta parte, cuando digo mi edad sin que me la hayan preguntado, me suelen responder que no lo diga, como si fuera algo que debiera ocultar.  Total, si es imposible disimularlo, ya hace tiempo que en las colas de los conciertos, cuando van repartiendo los anuncios de las fiestas en las discos, al llegar a mí siempre se saltan el turno. Y la segunda confesión es que cuando cursaba séptimo de EGB en el colegio de mi barrio, me hicieron estudiar a una banda llamada Kiss, cuyos miembros vestían de forma muy estrafalaria y se maquillaban para disfrazarse de Catman, Demon, Starchild y Spaceman. Me tocó empollarme su biografía y los discos que tenían publicados en la fecha. Por eso les revelaba al principio mi edad. ¿Han echado ustedes cuentas?, pues sí, les estoy hablando de 1979. En esos años la banda Kiss ya era material de estudio sobre la historia del rock, al menos en mi colegio. Quién me iba a decir a mí que 36 años más tarde iba a estar viéndolos en directo, con dos de los cuatro miembros originales aún en activo.
    Y ahora vamos con lo importante. He de decir que no me costó nada adaptarme al ambiente, pues Thor y Odín se apuntaron a la fiesta desde mi salida de Valladolid con truenos, relámpagos y un buen aguacero, hasta el punto de que el AVE circulaba a 70 kms/h nada más, de puro susto del maquinista. Hasta que salimos del túnel de Guadarrama con un sol radiante, que ya no sabía yo si eso del fondo era Madrid o la ciudad de Dibúlibud de Roger Rabbit. Pero pronto volví a la realidad en cuanto llegué al Palacio de los Deportes (al igual que Julián Hernández de Siniestro Total, yo también me niego a llamarle por el nombre de un banco) y empecé a verme rodeado de gente maquillada a imitación de cualquiera de los cuatro Kiss. Pero no sólo gente de mi edad, para nada, había miles de veinteañeros, y hasta vi varios niños entre el público. De hecho, cuando Paul “Starchild” pidió que levantaran la mano quienes fuera su primer concierto, el Palacio se llenó de manos al aire. Por tanto, 40 años después aún hay Kiss para rato, al menos mientras sus componentes sigan en pie, porque con esta savia nueva nunca le van a faltar seguidores.
Hay que decir que yo, como valenciano que soy, también lo tengo fácil para conectar con una banda que encaja a la perfección con la idiosincrasia de mi tierra. Porque no me negarán que un concierto a base de pirotecnia sin parar no le viene como anillo al dedo a un petardero, como este servidor de ustedes.

Ni que decir tiene esos trajes estrambóticos plenos de coentor, palabra inventada en valenciano que no tiene traducción a ningún otro idioma. Ni ese histrionismo tan característico también de mis paisanos. Y es que quienes van a un concierto de Kiss no esperan encontrarse con grandes exhibiciones ni gorgoritos vocales, no exigen ningún virtuosismo interpretativo, les da igual que Paul ya no tenga la voz de antes.
Lo que buscan es disfrutar de una mascletà nocturna durante dos horas de pirotecnia incesante.
Trajes que parezcan salidos de una pesadilla de Tim Burton, zapatos de plataforma con los que se pudiera partir la crisma cualquier drag queen, exhibiciones de tragafuegos como en las ferias del siglo XX, las muecas satánicas de Gene “Demon”, sus vómitos de sangre falsa, la cara de no haber roto nunca un plato de Paul “Starchild”, los vuelos por encima de las cabezas del público, el sonido estridente, potente, las poses ante los fotógrafos, los revolcones por el suelo olvidándose hasta de tocar la guitarra. Ese puro espectáculo a medio camino entre un concierto rock, el Circo del Sol, un teatro de marionetas japonesas, la cordà de Paterna, Mestalla cuando el Valencia va ganando 3-0 al Madrid, todo eso y mucho más, que tantos han querido imitar. Y de hecho algunos lo han conseguido, imitar digo, porque todavía no se ha visto nada como el original.

El Palacio de los deportes estaba lleno a rebosar.
Ah, que aún no les he mencionado ni uno de los temas que se interpretaron anoche. Y qué más da lo que tocaran, como si se hubiesen puesto a cantar Susanita Tiene un Ratón, en estos conciertos el repertorio sólo es la excusa, lo que cuenta es todo lo demás. Pero si quieren saber lo que tocaron, entren en este enlace que recoge lo más destacado del bárbaro espectáculo vivido anoche, hasta el punto de que importaba poco que  mi localidad fuera de visibilidad reducida.
Pero vean, vean al menos lo que yo vi:


Gracias al Dr. Joaquin Granados por estas crónicas, fotos y vídeo de los cuales él es el autor. 

lunes, 14 de octubre de 2013

VIAJE A LONDRES: DIA SEGUNDO

Hoy es un día especial 14-9-2013 la fecha del concierto de The Wall. Por fin terminó la cuenta atrás!!
Eran poco más de las 8 y  ya estábamos en el lindo recinto que en sus días fue un invernadero floral y que en estas fechas está destinado como Salon-Comedor del hotel.
Después de un delicioso desayuno salimos hacia la parada del metro, que nos llevó al Victoria&Albert Museum.
Allí Juande nos tenia preparada la mejor sorpresa floydiana del día: la visita al Azimut Co-Ordinator.
Quedé asombrada ante este instrumento, jamas pensé que estuviese en este museo y que yo tendría la oportunidad de verlo...fue utilizado por Richard Wright, en muchos conciertos de Pink Floyd.
Aquí están reconocidos los Floyds como un grupo de vanguardia, pionero en la creación de instrumentos electrónicos de efectos especiales de sonido.
Estaba también en la vitrina, el poster original del concierto en el Royal Festival Hall.
De las siete plantas que tiene el museo, solo me dio tiempo de visitar dos, eso que estuve allí mas de 4 horas!! Hice varias fotos en algunos lugares donde no estaba prohibido hacerlas.

Presté especial atención  a la exposición de joyas una de las mas bellas y completas del mundo.
Joyas que en su día lucieron mujeres que han pasado a la historia...como los diamantes usados por Catalina la Grande de Rusia.
O las esmeraldas que Napoleón regalo a su hija adoptiva.
(Todas las fotos de las joyas son propiedad del Victoria&Albert Museum)

El tiempo pasó sin sentir, también quedé extasiada contemplando la puerta de Pajaritas.
Calculé que tenia la altura de dos pisos ya que un hombre mide lo que cuatro pajaritas.

Me senté cómodamente en la segunda galería, contemplando la grandiosidad y la altura colosal de estas columnas talladas a mano!!
No me dio tiempo a visitar nada más!!

Eran las dos de la tarde cuando viajando en el metro, cambiamos rápidamente de escenario: Juande nos llevó al Camden Market
Fantástica esta visita a uno de los mercadillos mas afamados en Londres.
Por la vida alternativa de sus habitantes el mercadillo de Camden es especialista en ropa gótica, tatuajes, piercings etc.
También disfrutamos de lo mas  típico de este lugar: la comida sentados en las carcasas de las motos de cara al  Regent's Canal. 

Juande aun tenia para nosotras otra sorpresa Floydiana. La visita al Roundhose.
En este lugar tuvo lugar el 15 de Octubre de 1966 el debut de Pink Floyd en la fiesta de presentación del periódico IT (International Times)
 Fue su primer concierto multitudinario (2000 personas) y entre ellas habían caras de personajes afamados como Michelangelo Antonioni, Monica Vitti o el propio  Paul McCartney
Se acercaba la hora de acudir al concierto de The Wall.
Eran las seis de la tarde cuando llegamos a las puertas del Wembley Estadium, íbamos muy bien de tiempo y nos dedicamos a hacer alguna que otra foto.
 Fue una ocasión unica el fotografiar tambien el Wembley Arena, llamado anteriormente Empire Pool, aqui Pink Floyd celebró grandes conciertos: Tour 1974 The Dark Side Of The Moon, Tour 1977 Animals etc.
Roger Waters Tour 1987 Radio KAOS, Tour 2002 In The Flesh...y muchos mas grandes eventos que aquí seria imposible de enumerar.

Una vez entramos al Wembley Stadium y sentados en nuestro respectivos asientos vimos que teníamos buena perspectiva del escenario y el lugar de nuestra ubicación era magnifico.
El estadio estaba al total de su capacidad, con un publico ya algo impaciente, el espectáculo dio comienzo con  un cuarto de hora de retraso.
Espectacular este concierto del cual no voy a relatar los pormenores ya que  conocemos su desarrollo, por que casi todos hemos asistido a alguno de estos shows en directo, ya lo cuento en este mi humilde blog, tal cual acaeció en Milan en el 2011.
Eso si,  aquí está la sesión de fotos que disfruté mucho haciendo y ahora comparto con todos vosotros.
Esta vez pude grabar Comfortably Numb por que el publico de delante no se puso en pie ahhh pero si que fastidiaban la grabación los que iban y venían por el pasillo a mi izquierda!!
El tiempo pasaba sin sentir...cuando quise darme cuenta ya estaban sonando las ultimas canciones del concierto.
No podía faltar en el show la matanza del cerdo, un clasico al que Roger nos tiene acostumbrados en esta gira.
¿Cuantos cerdos a tenido que encargar durante este tour?? Uff lo peor es que los fans no lo guardan como recuerdo, se vende a trozos por Ebay!!!
Un magnifico concierto que siempre quedará en nuestras memorias, cuando Roger se despedía del publico, me hice la misma pregunta que cuando se despidió en Milán.Roger será esta la última vez que te vea en directo??