lunes, 13 de junio de 2016

PINK TONES EN SEGOBRIGA (CUENCA)

Por fin llegó el día tan esperado por mi! Iba a formar parte de las 300 personas privilegiadas que podíamos asistir al concierto que Pink Tones ofrecían ese día en las ruinas románicas de Segóbriga.

 Un entorno único, inquietante, fantástico...con un parecido increíble al anfiteatro de Pompeya, el mítico lugar donde los Floyd rodaron su famoso concierto "Pink Floyd live at Pompeii" en 1972.
Salimos de casa Manolo y yo en nuestro coche, eran las 9:30 de la mañana, conforme nos adentrábamos en la provincia de Cuenca el cielo era amenazador e incluso en varias ocasiones lloviznaba, la temperatura bajó hasta los 13 grados.
 Dos horas y media de viaje y ya estábamos en el Hotel Segobriga, hicimos el Check-In y nos fuimos a visitar el lugar que distaba de nuestro hotel unos 10 kilómetros.                                
Aprovechamos para visitar el museo arqueológico, ya que si no pasabas por taquilla no tenias acceso al anfiteatro romano donde se iba a celebrar el concierto, pues a esa hora las ruinas romanas permanecían abiertas para visitas turísticas.
 Conforme nos acercábamos, se escuchaba alguna que otra canción, eran Pink Tones y  los técnicos  con los preparativos del evento, un equipo compuesto de mas de 60 personas trabajando en conjunto para que todo estuviese a punto por la tarde.
  Al no tener puertas el anfiteatro, nos fue fácil acceder a la zona de trabajo, de inmediato saludé  a Nacho y a Cefe que me reconoció al momento, así como a Álvaro.
 Eran las 2 del medio día y volvimos al hotel para comer y descansar un rato...en el trayecto pensaba en lo enigmático del lugar y cuanta historia encierran sus paredes de piedra, ya que fue construido entre el siglo I y II antes de Cristo y su finalidad era la de acoger las luchas entre gladiadores, o entre hombres y fieras. Me impresionó y mucho!!

Sobre las cinco volvimos al recinto, ya la cola formada por los privilegiados asistentes, ocupaba el espacio de acceso a las gradas del anfiteatro, entramos al recinto con media hora de retraso sobre el horario previsto, ya que según cuentan Pink Tones a ultima hora surgieron algunos problemas técnicos. Por ejemplo se tuvieron que cambiar todos los micrófonos debido al fuerte viento.

 Me senté en aquellas antiquísimas gradas de piedra a la izquierda, ya que estando un poco de lado, la posición del sol no me daba en los ojos aunque la acústica era algo peor por no estar centrada en medio de los altavoces, mas no hubo problema..el sonido era fantástico desde todas las posiciones!!
El concierto comenzó con Echoes, habia un silencio total, solo interrumpido por el viento que soplaba con fuerza y unos nubarrones negros que daban aún un toque más Floydiano al ambiente.
Este tema con sus largos pasajes instrumentales, dio lugar al lucimiento de cada uno de los miembros de la banda. La letra interpretada en la voz de Alvaro, te transportaba a un ambiente irreal entre lo espacial y lo subacuatico.

Continuaron con Set The Controls For The Heart of The Sun, canción super-adecuada para el lugar en que nos encontramos, de inmediato sus sonidos nos transportaron al escenario del concierto de Pink Floyd en Pompeya en el año 1972. Hasta las nubes amenazadoras se despejaron para dar paso al sol.
El tema siguiente fue Time,  con sus compases tan conocidos por todos nosotros, el bajo de Cefe, el repique de la batería de Toni.. nos introdujeron en esta canción que nos recuerda como los días pasan cuando eres joven, y piensas que tienes todo el tiempo del mundo para hacer las cosas y vivir la vida, pero casi sin darte cuenta te has hecho viejo, se acaba tu tiempo y no has hecho ni vivido nada de lo que pensabas hacer. Fantástico Alvaro a la guitarra y voz, esta vez acompañado por Pipo.

A destacar las voces a los coros de las bellisimas Angela, Cris, Belen y Suilma.

A Saucerful of Secrets, fue para mi uno de los mejores temas del concierto, donde todos los miembros de la banda tuvieron  la oportunidad de demostrarnos su buen hacer, Nacho espectacular  a los teclados, Toni a la batería potenciando el tema, Álvaro haciendo slides con su guitarra y rematando el épico final con Celestial Voices, una canción muy adecuada para ser tocada en este magnifico lugar.
 Mas que lograda fue la versión de A Great Gig in The Sky donde lo mas destacable fue Angela con su voz suave, melodiosa y esta vez histérica y desgarradora, nos introdujo de lleno en la frustración de ver de cerca el desenlace, la visión horrible y el miedo cuando nos acercamos a la muerte. Fueron cuatro minutos de total alucine.

Llegó el turno a One of These Days, su música también se adaptaba a la perfección a este lugar tan fantástico y que me inspiró un sentimiento parecido al que vivo al ver el DVD  Live at Pompeii.
Ahora eramos unos pocos afortunados los que teníamos la oportunidad de estar aquí en directo con los Pink Tones.

¿Que voy a decir de la versión de Shine On You Crazy Diamon, (Part 1) la pieza clave por excelencia Floydiana? Ni mas ni menos que sonó a la perfección, Alvaro estuvo genial a la guitarra, y Pipo al saxo, en verdad que el publico tuvimos que hacer un gran esfuerzo para mantenernos en silencio y sin aplaudir, tal como Pink Tones nos habían pedido.
 Continuaron con Shine On You Crazy Diamon, (Part 2) me encantan los arreglos tan logrados que Pink Tones hacen en su versión.

 A continuación con los compases tan conocidos por todos nosotros comenzó a sonar  Brain Damage, esta vez era Cefe el que puso la voz al tema, de inmediato Álvaro y las coristas entraron también en acción y consiguieron hacer una versión de la canción que a todos nos pusieron los pelos como escarpias...con  los latidos del corazón que palpita y se aleja, finalizo el tema.

Parecía que el concierto había llegado a su fin pero aun  estaba por venir lo mejor: como por arte de magia aparecieron los músicos de la orquesta que se situaron a la derecha de los Tones dando comienzo a los compases de la suite Atom Heart Mother.
 Estaban acompañados por una violonchelista que sacaba a la perfección el sonido tan peculiar del tema original.
Los miembros de la banda dándolo todo...al minuto cinco apareció Angela con un vestido largo y blanco, que realzaba mas su belleza, el aire mecía su pelo rubio-rojizo como el fuego, cubriendo a veces su lindo rostro, se situó al centro del escenario.
 Fue desgranando el solo de los coros de la suite y con su voz tan fantástica nos trasportó a los oyentes a otra dimensión, mas allá de los derruidos muros del anfiteatro romano, como a otra órbita espacial.
 Seguidamente entró la coral que acompañaron el tema colocándose unos con Cris, Belen y Suilma y otros vestidos con sayales en la parte alta del anfiteatro, formando un semicírculo.
Y así acompañados por todos estos grandes artistas finalizaron Pink Tones este apoteósico tema.
 Ya no pudimos resistir mas y como movidos por un resorte los espectadores, puestos en pie, aplaudimos todos a una, se escucharon los mas bonitos adjetivos para los artistas, los bravos y otra...otra..

Pink Tones finalizó su actuación con  Wish You Were Here, que fue coreada por todos nosotros, roto ya el silencio que la banda nos pidió al principio del concierto. Ovación de Super-Lujo y ganas de que aquello no terminase jamas.
 Pero acabó con los Tones dándonos las gracias por la asistencia, el silencio y la atención prestada.
Cuando ya salia de las gradas aun me quedaba una sorpresa!!! Ante mi tenia a Manuel Martinez, un gran amigo de Facebook, que desde hace muchos años unidos por nuestra gran afición Floydiana estamos siempre en contacto comentando nuestras vivencias.
 Allí en aquel momento, disfrutando de este concierto en este lugar fantástico, nos dimos un abrazo y nos vimos cara a cara.

En resumen, un día fantástico en que los Pink Tones con su inolvidable concierto nos hicieron revivir la magia de Pink Floyd.
Quedamos a la espera de ver el vídeo que Pink Tones están montando de este concierto.